Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > QUINCE MESES DE ATASCOS

QUINCE MESES DE ATASCOS


Sólo quien gobierna contando con la acostumbrada resignación gaditana puede permitirse presentar, sin dar otra alternativa que la de aguantarse, la obra de ampliación de un aparcamiento y creación de otro que va a cortar al tráfico una de las dos entradas al casco histórico de Cádiz durante quince meses. Así, después de sesudos estudios, alguien que debe conocer bien la ciudad ha decidido que esos vehículos privados que antes se desviaban por la avenida del Puerto se sumen ahora, con las obras, a los que ya colapsan diariamente el Campo del Sur. No hay que ser adivino para temblar ante la que nos viene encima. Y la situación es especialmente grave porque ni lo que ganamos con esos aparcamientos justifica ese sacrificio, ni el Ayuntamiento aporta gran cosa para suavizarlo.

De los dos aparcamientos, el nuevo de la plaza de la Hispanidad, con casi quinientas plazas y más apartado de la circulación principal, podía haberse ejecutado ahora, sin desbaratar el tráfico. La ampliación de Canalejas nos parece ridícula. Es un proyecto que, como suele ocurrir, se presentó muy ambicioso para quedarse en miniatura. Las más de 400 plazas anunciadas al principio por la alcaldesa, se redujeron a 240 cuando la Mesa de Contratación y Compras del Ayuntamiento adjudicó la obra a Interparking Hispania en junio de 2006, con una sóla planta por problemas técnicos con los niveles freáticos, frente a las 480 plazas, en dos plantas, que ofertaba la competidora Protomed, no sé si posibles pero cifra más cercana a las exageradamente optimistas previsiones iniciales. Esas plazas se redujeron, otra vez, a “un mínimo de 125” al firmar la alcaldesa la concesión, en diciembre de 2007. Así que, básicamente, se va a colapsar la ciudad por poco más de 125 plazas. Que ni siquiera resuelven la actual lista de espera de 200 abonos mensuales para Canalejas. Y, lo que es peor, supone hipotecar para uso privado ese terreno por cincuenta años, lo que hace inviable el proyecto más atractivo de soterrar el tráfico por ahí, consiguiendo un enorme bulevar que llegaría al mar cuando el puerto pueda liberar el Muelle Ciudad. Que la idea, aunque buena, fuera socialista parece que la condena al ostracismo. Esa cifra está también muy lejos de las plazas en superficie, estas gratuitas, que se han perdido en estos años de frenético amueblar la ciudad. Las últimas, al colocar en hilera, y no paralelos, los diversos contenedores de residuos.

Tampoco se dice cómo va a afectar a este problema el inicio de las obras del importante aparcamiento bajo la plaza Sevilla. Porque es de suponer que esa obra tan urgente, y que tanto se acusa a los demás de retrasarla, comience antes de estos anunciados quince meses de atascos.

El Ayuntamiento propone desviar por el interior del puerto el tráfico de coches oficiales, taxis y autobuses interurbanos, sin explicar por qué no siguen también por ahí los urbanos, condenados a acabar sus rutas en la (por remodelar) plaza Sevilla. De hecho, ante la inminencia de los atascos, no hay ninguna propuesta de reforzar el transporte público. Al contrario, se interrumpen o acortan líneas de mucho uso. ¿Cuánto tiempo empleará el autobús que circula por el Campo del Sur cuando se desvíen allí todos los tráficos?. La anunciada alternativa de crear una vía de entrada por Ramón de Carranza y otra de salida por San Juan de Dios, se ha quedado en abrir una ruta exclusiva para residentes. Esta nueva categoría social divide en dos a los gaditanos y aparta a los visitantes, en otra afortunada iniciativa de apoyo a la capital del comercio excluyente. Plantea problemas, no sólo a la policía local encargada de desenmascarar a los intrusos que circulen por donde no les corresponde. Si por residente se entiende quien esté empadronado en el casco antiguo, quedan fuera los miles de gaditanos que trabajan diariamente allí, o los que, por lo mismo, tienen a sus hijos en colegios de esa zona. Tampoco los residentes “legítimos” podrán ser visitados, por esta ruta, ni por familiares ni amigos ni clientes. Todos discriminados a ir andando o quedarse en el atasco. Y nos dirán que lo hagamos por Cádiz.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 15 de enero de 2008

17:47 | ruiztorres | 1 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/54972

Comentarios

1
De: José Manuel Fecha: 2008-02-04 20:48

Quienes vivimos en Puerto Real, Manolo, y trabajamos en Cádiz llevamos casi dos años de atascos, agravados por la desconsideración de quienes tienen la misión de aliviarlos: los gestores del Puente Carranza, que hacen un uso verdaderamente incomprensible del "carril reversible" (se diría que la encargada de abrirlo, que es una señora, debe de iniciar su turno a eso de la 7.30 de la mañana, pero unos días llega puntual y otros no); y la empresa de transportes Comes, que no se entiende cómo conserva todavía la concesión de los transportes públicos de la Bahía. Si, además de esto, nos encontramos con nuevos atascos en el centro de la ciudad, mejor que renunciemos a volver a casa y nos quedemos a dormir en el coche aparcado (cuando encontramos aparcamiento, claro).



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.18.114 (0b6c5e948b)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


  

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres