Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > BONOBUSES

BONOBUSES


La negativa del gobierno popular del Ayuntamiento de Cádiz a fijar ahora un calendario para la implantación del prometido, por ellos mismos, bonobús para mayores de 65 años con rentas bajas, no deja de sumarse a una gestión bastante deficiente en la promoción del vehículo público frente al privado. Salpicada, además, de incumplimientos. Parece que ya están olvidadas las promesas del bonobús mujer o de la extensión de la Tarjeta para estudiantes a los alumnos de ESO, incluidas ambas en las “800 propuestas para seguir mejorando”, en 2003, hace ya dos elecciones.

Parece evidente que si no hay líneas de autobuses que unan los distintos barrios de la ciudad, con frecuencia y precios atractivos, se preferirá moverse en el propio coche, es decir, aumentar los atascos y tener que pagar por aparcar, porque todas las soluciones a ese problema parece que pasan siempre por taquilla. ¿En qué quedaron las bolsas de aparcamientos disuasorios a la entrada de la ciudad, comunicadas por lanzaderas, como proponían los expertos del Plan Intermodal de Transportes de la Bahía?. ¿No podrían ser gratuitas esas mismas plazas en consideración al beneficio social que reportarían?.

En relación a los actuales recorridos de los autobuses urbanos, nada se sabe tampoco de la modificación de algunos trayectos anunciada hace algún tiempo, entre ellas la creación de dos líneas circulares. Aún hoy sigue siendo imposible desplazarse desde los barrios del lado de la Bahía a los del Paseo Marítimo, o viceversa. La línea potencialmente más turística, la 7, sigue infrautilizada, condicionada al curso escolar, como si sólo la usasen estudiantes. Sin servicio los fines de semana fuera del verano y con una frecuencia de paso torturante. Pero si algo falla estrepitosamente es la gestión de los bonobuses. La queja de lo complicado que es conseguir alguno es general, de forma que la intención para la que se crearon, incentivar el uso del autobús premiando con un precio más barato a quienes más los usen, desaparece porque la mala distribución de puntos de venta penaliza a viajeros habituales a pagar como si fueran esporádicos.

Según el Informe sobre Fiscalización del Transporte Público en Andalucía, realizado por la Cámara de Cuentas en 2003, sobre datos del año 2000, en Cádiz sólo había entonces 17 puntos de venta frente a los 55 que tenía Jerez. Casi un tercio de los que tenían, por cada cien mil habitantes, (para hacer el dato comparable) Córdoba o Huelva, y muy lejos de los 176 puntos de venta, en la misma proporción de población, de Sevilla, ciudad donde ya entonces el 67 % de los viajes se pagaban con bonobús. Allí, por cierto, la tarjeta para mayores es gratuita sin tener en cuenta la capacidad económica del pensionista. Ese mayor uso del bonobús se traduce en una mayor agilidad en el servicio, al ser menos los viajeros a los que debe cobrar el conductor y, por lo mismo, se emplea menos tiempo en los trayectos. En la actualidad no se informa sobre los puntos de venta en la web municipal (aunque existe una página sobre autobuses urbanos) ni los publican en prensa. Sólo la asociación de trabajadores del grupo de empresa Tranvía y Comes, informa en su web de 46 direcciones de venta. Es decir, en siete años sólo habrían aumentado 29 puntos donde comprar ese bonobús. Distribuidos, además, de forma muy despareja por la ciudad. Al venderse en comercios, con su horario correspondiente, la posibilidad de conseguirlos en fin de semana es casi imposible. No puede menos que calificarse de heroico que estos comercios accedan a dar este servicio público, considerando que sólo obtienen un uno por ciento de beneficio, es decir, 6 céntimos por bonobús. Naturalmente, no existe ningún cajero automático donde obtenerlos.

Con estos datos desoladores, cabe preguntarse si es sólo una mala gestión del Ayuntamiento en el fomento de esas tarifas reducidas, o si la dificultad para conseguir el abono forma parte de una estrategia que, al obligar a pagar más caro el servicio, busca equilibrar así la cuenta de resultados. Lo primero, sería una desganada incapacidad de gestión que merecería un pronto cambio de actitud o de responsables; lo segundo, sería infinitamente peor.
Artículo publicado en"La Voz de Cádiz" el 11 de septiembre de 2007

00:03 | ruiztorres | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/52948

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.52.166 (3ce7c06573)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres