Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > MÁS DE LO MISMO

MÁS DE LO MISMO

El inicio de un nuevo curso no suele deparar sorpresas: se retorna a las mismas viejas trincheras, que siguen dónde se dejaron, con ese talante de quien parece que no descansa lo suficiente como para tomarse las cosas con más calma. De un tiempo a esta parte, se les critica a los políticos que se tomen vacaciones como si esa terapia no nos fuera ventajosa al final a todos. Al primer incendio o al primer robo en una biblioteca (yo mismo me he encontrado arrancado un periódico del día de proclamación de nuestra Constitución de Cádiz, que estará en la casa de algún egoísta erudito local, seguramente alguien de orden en todo lo demás), al primer contratiempo, en fin, se les pide que suspendan sus vacaciones y vuelvan. Como si el Estado, o esta misma ciudad, fuesen incapaces de sobrevivir solas sin sus liderazgos. Mal asunto esta dependencia. Habrá a quien le guste esa política de desasosiego y brega, de quien riñe con todos aunque así consiga menos, pero prefiero medir el trabajo mejor por su eficacia. Por ejemplo, modular el propio discurso al momento político.

En este momento, a falta de casi cuatro años para las próximas municipales, con una cómoda mayoría absoluta apoyando al gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, ninguna crítica pretende arrebatarles intempestivamente ese poder. En este justo momento, sólo pueden entenderse como aportaciones. Tanto es así que, si alguna idea ajena fuera rentable al gobierno popular, se asumiría y se vendería sin problemas luego, en las elecciones, como propia. Ya se ha hecho antes. Extraña, entonces, la virulencia con la que se reciben las propuestas de la oposición. Son, por el momento en que se realizan, al principio de la legislatura, y por declaración expresa de quienes las hacen, críticas constructivas. No digo que todas vayan a ser necesariamente buenas ideas, ni que por supuesto encajen en la ideología netamente conservadora con que se gobierna, pero merecen, al menos, el respeto de debatirlas. En esta semana, hemos asistido a dos ejemplos en que ese debate se evita.

Cuando el Ayuntamiento, al fin, asume lo que es su propia responsabilidad con respecto al segundo puente, más allá de guerrear sobre quién lo impulsó antes, y entra en cómo solucionar la entrada de vehículos, es hora de debatir con seriedad ese flujo de tráfico. Hay dos posibles soluciones técnicas, como seguramente podría haber otras, y es en ese único terreno técnico donde se debe discutir, sin descartar a priori la de Fomento, si es mejor, sólo porque ahora lo dirige una ministra socialista. Tampoco hace falta que la alcaldesa insulte de ignorante al jefe de lo oposición por defender una alternativa, la de dividir el tráfico en dos alturas, que ya se ha practicado en el acceso del puente Carranza según, por cierto, un proyecto del entonces gobierno popular. Si aquí no sirve, basta con rebatirlo con educación y aportando datos técnicos.

En la misma línea, los populares han enmendado todas las propuestas de la oposición al próximo Pleno. Nadie les discute que estén en su derecho de asumirlas o no, pero sí es criticable que todas las enmiendas supongan simplemente no debatirlas. Es como si la pereza volviera a instalarse, como en largas etapas de la anterior legislatura, en un equipo de gobierno publicitado como hacendoso. El déficit democrático no es criticar este escapismo sino impedir el debate. No se entiende que no pueda discutirse ahora sobre la implantación de los bonobuses para mayores de 65 años de renta baja, cuando así figuraba en el programa electoral popular. Si es preciso que los técnicos municipales les aclaren antes qué es “una renta baja” es que esa promesa electoral estaba poco elaborada cuando se presentó, especialmente en lo referente a los fondos para sufragarla. ¿O era, como cuenta Juan Bonilla de los semáforos rojos italianos, una mera sugerencia?. No parece muy democrático tampoco hurtarnos a la ciudadanía conocer las alegaciones al PGOU o presenciar íntegros por televisión los Plenos donde discuten nuestros asuntos. Aunque se corra el riego de que algún edil con complejo de humorista los trivialice, siempre podremos crearnos una opinión propia. Ya somos mayorcitos.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 4 de septiembre de 2007

23:58 | ruiztorres | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/52946

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.163.42.154 (8a57e76c99)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres