Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > OTRO TALANTE

OTRO TALANTE


Se constituyó el pasado viernes el nuevo Ayuntamiento de Cádiz en un acto que, no sólo por protocolo sino por principios democráticos, debe tener siempre algo de celebración de todos. Esa Corporación, como las otras de la provincia, regularán muchos aspectos de la vida cotidiana de los gaditanos que ya hicimos, al elegirlos, delegación en ellos para que decidan la mejor gestión de los bienes públicos. Resalto que es una delegación de poder desde nuestra soberanía popular, que nadie es propietario del mismo; que la delegación es temporal, por cuatro años; y que, con ella, les vamos a dejar manejar bienes de todos. Esas tres condiciones obligan a rendirnos, continuamente, cuenta de lo que se haga y a que la empresa obtenga beneficios. Entendida en exclusivos términos de rentabilidad de empresa, este Ayuntamiento parte con la desventaja de que más de un 48 % de sus propietarios se han desentendido de elegir quién los administra, lo que puede suponer que también se escabullan de su limpieza, orden y prosperidad, haciéndolas imposibles para los demás. Así que el primer objetivo del renovado Ayuntamiento debiera ser recuperar a los abstencionistas para que no se desentiendan de sus obligaciones como ya lo han hecho del primero de sus derechos.

Es un problema que afecta a todos. Las mismas cifras de los votos obtenidos deberían convencerles de la necesidad de ampliar la participación ciudadana en la vida municipal. Aunque parece que la consigna es negar el desgaste, amparándose en que todos los grupos mantienen los mismos concejales, esas deserciones de gente que pierde su confianza en opciones concretas existe. La alcaldesa Martínez ha perdido 6.753 votos desde las anteriores alecciones. Eso supone la decepción de casi un 17 % de sus antiguos votantes. Es un dato que debería templar las euforias porque sigue una tendencia a la baja. Sería un error encomendarse en el futuro a la imprevisible abstención. También los socialistas han perdido 3.867 votos, pero lo asumen como lo que es, un alejamiento de su electorado.

En Cádiz ha quedado claro que los ciudadanos han elegido un gobierno popular y con esa ideología se tomarán las decisiones importantes. Pero la legitimidad de esa mayoría no debería convertirla en excluyente. Menos aún con los que participaron en las pasadas elecciones con el ánimo de cambiar la ciudad, tan respetables como los que la quieren en su rumbo actual, se supone que todos para que mejore. En Cádiz está pendiente esa integración de las minorías. Que tiene que realizar quien lidera la mayoría, la propia alcaldesa Martínez.

Para empezar, aprobando por consenso un nuevo Reglamento Interno del Ayuntamiento, obligando a todos los concejales a formular anualmente una declaración de actividades y bienes, facilitando la creación de comisiones de investigación si así lo pide la oposición o agilizando los debates del Pleno, medidas todas ellas que no le deben suponer ningún inconveniente aplicar de inmediato porque están extraídas del capítulo “Fortalecimiento de las Instituciones”, del programa electoral con el que el Partido Popular se presentó a las últimas elecciones generales, en 2004. Allí mismo se defiende, hablando de la televisión pública, “un modelo de ente público que asegure la observancia de los principios de objetividad, neutralidad, imparcialidad y respeto al pluralismo”. Principios que deberían regir de inmediato en la radio y televisión municipal, Canal Cádiz, para corregir el despropósito de que no esté representado en su Consejo de Administración el 40 % de los ciudadanos que, con las elecciones, acaban de participar en la vida municipal.

Estas medidas, apuntadas sólo, se pueden ampliar adoptando entero el decálogo de regeneración democrática firmado por los populares en Chiclana, que si es bueno allí también debería serlo para Cádiz. Y añadir algunas aportaciones locales, como corregir el sentido del humor que exhibe algún correligionario en los Plenos, tan afilado con los demás y tan susceptible cuando se siente víctima. O contestar las preguntas de la oposición con una respuesta y no con ese irrespetuoso “se contestará oportunamente”. O conseguir terminar esa inacabable nueva Ordenanza de Participación Ciudadana, que suponga abrir la puerta de esa casa de todos al pluralismo cívico. Porque ahí debemos caber todos. Cabemos, vaya.

Publicado en "La Voz de Cádiz" el 10 de julio de 2007

20:50 | ruiztorres | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/52195

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.159.33 (0832762269)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres