Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > EL CAMBIAZO

EL CAMBIAZO


Hace unas semanas defendía, aquí mismo, la legitimidad del pacto político para conseguir mayorías estables en los Ayuntamientos. Era esa estabilidad, dentro de la coherencia, lo que podría hacer preferible esos pactos frente al automatismo de la lista de la minoría más votada. Ya se han producido esos pactos y también a mí, como a muchos, algunas de las agrupaciones conseguidas me extrañan mucho. Como no me gusta hacer juicios de intención, ni entrar a valorar los enfrentamientos estrictamente personales, viejas rencillas que parecen, en algún caso, importar más que las convergencias ideológicas, sí haré una crítica política a esos pactos. Han incurrido en la gravedad de no explicárselos a sus votantes.

No es cierto que los deseos de cambio político de cada ciudadano, en una dirección concreta, y no en otras, puedan sumarse, así, sin más, dando una mayoría mágica, como si en las contabilidades y en las políticas no fueran tan importantes las cantidades como los conceptos. Si no se explican los detalles, el cambio producido en algunas de nuestras ciudades es un cambiazo. Un fraude. No lo sería porque se unan fuerzas hasta ayer mismo antagónicas, sino porque se unan sin que sepamos para qué. Además de invocaciones generalizadas al bien común del pueblo, o mentar la soga en casa del alcalde saliente, como origen de todos los males del municipio, los concejales que saben que tienen a sus electores confundidos deberían explicarles el porqué han preferido formar una mayoría y no otra. En detalle.

En Chiclana, por ejemplo, el concejal Butrón puso como única condición a la creación de una mayoría, el que los demás asumieran un decálogo de regeneración democrática. Como tal, me parece un buen documento de participación, pero no concreta un gobierno. Pedir que todos los grupos estén en todas las empresas municipales o que se les remita rápida información a los concejales, debería ser práctica común en todos los Ayuntamientos. Incluso, ir más allá, y que esos cumplimientos estuvieran controlados por órganos ajenos al propio Ayuntamiento. Porque las exigencias democratizadoras estando en la oposición se relajan mucho en los gobiernos. Ahí están los populares de Chiclana asumiendo lo que rechazan en Cádiz. Cuando pasen auditorías, depuraciones, ajustes y esté funcionando ese régimen limpio que prometen, ¿quién gobernará?. Digo a la hora de elegir prioridades, de tomar decisiones impopulares, de mandar a la policía local a imponer el orden o multar. No lo sabemos. ¿Cómo liberales, dejando libertad al mercado?. ¿Cómo comunistas, corrigiendo las injusticias de esa misma libertad de mercado?. ¿Tienen todas las ideologías las mismas políticas sociales?. ¿Se van a terminar legalizando las viviendas ilegales como criticaban todos que haría el alcalde saliente?.

En San Fernando, todo son también ambigüedades. No parece serio que la popular Pedemonte califique como “temas puntuales que nos distanciaron”, su propia oposición radical en asuntos tan serios como la reforma del casco histórico o la totalidad de la ordenación urbana isleña, parcelas que ahora va a dirigir ella misma desde el Área de Urbanismo. ¿Qué modelo de ciudad se defiende?. No puede ser que dé igual, pero no se explica. El reparto de poder por parcelas, ¿significa que unas pueden contradecir a otras, como ha venido pasando en Jerez?.

Los ejemplos son demasiado numerosos. Desde el tipo de oposición condicionada en Puerto Real, con un apoyo que merecería definirse en sus límites y, al menos, una declaración desde el otro lado, del alcalde Barroso asumiendo, también él, los modelos de regeneración democrática y participación que su partido pedía en Chiclana. No sé cómo gobernarán los izquierdistas (o ex, no sé) en Olvera, desde su minoría, o en Algar, con un voto que anuncia que se decidirá en cada caso. Muy tocado sale este partido, IU, dando una imagen de poco cohesionado y poco cumplidor de sus pactos. Aunque estas escapadas de sus antiguos militantes no sean achacables a la organización, me parece desconsolador la facilidad con la que los elegidos se han desprendido de su ideología en su interesada interpretación de las reclamaciones de sus vecinos.
Con este panorama, claro, la gente se aburre. Sólo ganan los que hacen su política para que la gente se aburra.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 19 de junio de 2007

18:38 | ruiztorres | 1 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/50437

Comentarios

1
De: miguelange Fecha: 2007-07-02 19:28

pero qué fino hila siempre usted, manué!
besos



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.233.48 (819f7a3920)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


  

Archivos

<Febrero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres