Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > LA LIMPIEZA DEL PACTO

LA LIMPIEZA DEL PACTO


Nuestro sistema electoral, proporcional y de una sola vuelta, intenta favorecer la formación de mayorías estables mediante pactos. Si una fuerza política no consigue sola la mayoría suficiente para asegurar un gobierno estable, está obligada a buscarla aliándose con otras. Y si fracasan estas alianzas, las demás fuerzas deben intentar aglutinar otra mayoría. Como todos los sistemas electorales, el nuestro es manifiestamente mejorable. Mucho. Pero ni se puede cuestionar la legitimidad de estas búsquedas de la mayoría ni proponer cambios a la carta, según nos interese en cada caso.

Vayamos por partes. En principio, tan legítimo es que gobierne la lista más votada como las que consigan presentar un gobierno común. Las dos posibilidades están en la ley de Régimen Electoral General, LOREG, de 1985. Pero, ahí, se da preferencia a la formación de una mayoría absoluta de concejales que apoyen a un alcalde y, después, sólo si no se consigue esa mayoría, que gobierne la lista con más votos. Se pretende primar así la estabilidad del gobierno. Creo que es mucho más razonable que elegir un alcalde que, aún siendo el de la minoría más votada, tiene a la mayoría de concejales (y también de votos, no se olvide) en contra. ¿Se puede gobernar con una oposición que puede impedir todos los proyectos que presente?.

Siendo la formación de esas mayorías posible, y en muchos casos deseable, lo que me parece una tomadura de pelo es la interpretación que algunos hacen de las mismas. Como si de una película de la factoría Disney se tratara, donde los animales se humanizan, algunos políticos y politólogos pretenden dotar a esa mayoría, recién formada o nasciturus todavía, de sentimientos. Así, se ha llegado a escuchar que la “mayoría” de tal o cual sitio se ha “pronunciado” por un cambio, o está “irritada” o “desencantada” con el actual alcalde. Me sorprende, además, la desenvoltura interesada con la que se manejan estas interpretaciones: el alcalde de Puerto Real ve claro que Chiclana “pide” un cambio pero que eso no ocurre en su caso, teniendo también una mayoría en contra. Creo que esas mayorías sólo lo serán cuando se articulen a favor de un proyecto, y no sólo por ir contra alguien.

Lo que sí es más discutible es la coherencia de esos pactos. Si un votante elige una opción a la izquierda de los socialistas, porque éstos le parecen poco socializadores, ¿no se le está estafando si, con su voto, se apoya que su Ayuntamiento practique políticas neoliberales?. Legítimas, pero lo contrario a lo que él había escogido. Si, en San Fernando, se han movilizado votos contra el paso del tranvía por una calle Real peatonal, ¿no supondría un fraude dar ahora por bueno ese tránsito, y olvidar la reclamación, para que el adversario no tome poder?. Sigue faltando una obligación vinculante, legal o rigurosamente ética, entre lo que se propone antes y después de las elecciones. Dando por hecho que, en todo pacto, todos deben de ceder. Y que, a veces, es necesario una correlación de todos contra el tiranuelo local, pero sobre la base de un programa de regeneración y participación ciudadana. Y advirtiendo que se van a buscar esas alianzas antes de las votaciones. Y, por lo mismo, igualmente incoherente resultan esos apoyos ahora a quien se ha estado censurando toda la legislatura.

Los que piden modificar el sistema electoral deberían aclarar si prefieren mejorar la representatividad del municipio o la eficacia de su gobierno. Porque aumentar las dos, a la vez, es imposible. Si se opta por un alcalde de elección directa, por sistema mayoritario, quedarían injustamente fuera del Ayuntamiento muchos votantes de opciones minoritarias, aumentando los que no se sentirían implicados en su vida diaria. Si se aumenta la proporcionalidad, el municipio puede llegar a ser ingobernable. Una opción que se plantea en la reforma de la LOREG es la de elegir alcalde directo, en segunda vuelta, cuando no se alcance mayoría absoluta. Creo que es una buena solución, si cada grupo mantiene los concejales elegidos en primera vuelta. Así, todos nos podríamos pronunciar sobre quién queremos que lidere esos pactos que seguirían siendo, como ahora, imprescindibles para un buen gobierno.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 5 de Junio de 2007

23:56 | ruiztorres | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/50058

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.233.48 (819f7a3920)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


  

Archivos

<Febrero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres