Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA

REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA


Quizás hará ya algo más de treinta años que, en Cádiz, una pintada en un muro frente a la entonces Residencia Zamacola pedía “Democracia”, con una ingenuidad que hubiera merecido conservar ese trozo de pared para el recuerdo, como hicieron con parte del muro de Berlín. Después de tanto tiempo y de tantos monumentos y de tantas declaraciones sobre lo mismo, seguimos pendientes de que esa democracia se aplique diaria y cotidianamente, sin aspavientos y sin que su ejercicio, de puro extendido y evidente, se considere algo reseñable. Ha sido una semana mala para la democracia local. Más grave aún, si cabe, que la barbaridad de que a un compañero de La Voz en Jerez lo agredan simplemente por dar su opinión es que el PSA, un partido de gobierno, se niegue a condenar esa agresión. Como pasó en la Feria. El ciudadano puede desconfiar de dejar el poder en manos de quienes no parecen tener escrúpulos morales para arropar a los que usan la violencia contra los que no piensan como él. ¿Asume todo ese partido que a trompazos se resuelven las discrepancias?.

Incidente no menor es que el gobierno popular del Ayuntamiento de Cádiz no invitara a la oposición a la celebración de la Constitución de todos. Más que un problema de urbanidad estamos ante una apropiación indebida de lo que nos une. Grave porque excluye al adversario nada menos que de la celebración de la convivencia. Si sacamos al otro de los mecanismos de la concordia, ¿qué queda?. Democracia, no, desde luego. En la misma línea, si no explicamos concretamente al pueblo en qué nos vamos a gastar su dinero, partida por partida, le estamos negando su derecho a participar en la vida pública desde el principio, la información. ¿Se nos va a pedir, dentro de cinco meses, un voto a ciegas, por simple simpatía personal?. Quienes mantienen esta actitud de oscurantismo presupuestario, quiero creer que por equivocada estrategia electoral y no por convicción, transmiten su escasa confianza en la ciudadanía, en su capacidad de crearse una opinión propia. Además de que no concretar la previsión del gasto lleva a pensar que no existe esa previsión, que se vive al día, como las malas economías domésticas. Los tres cambios, sin explicar, en la decoración navideña del monumento de Puerta Tierra son un ejemplo de imprevisión. Hay otros menosprecios. La semana pasada se recogía una subvención para Urbanismo Comercial, concedida por la Junta, de casi novecientos mil euros para la reforma del Mercado Central de Cádiz, pero se sigue insistiendo en que la obra la realiza “íntegramente” el Ayuntamiento. Desde la Delegación municipal de Mercados se han mantenido las versiones, sucesivas, de que lo dado era para otra obra, de que sí que es para ésta pero no se contó por error, de que la subvención la pidió otra concejalía y de que, en todo caso, lo dado es poco. Eso sí que es coordinación interna y lealtad con otra Administración a la que se pide ayuda. Estas maneras terminan cansando a los ciudadanos. Que acaban con su frustración en la abstención o en partidos antisistema. Nadie debería fiar su triunfo electoral al aumento de la abstención, mal de todos y tan impredecible.

Creo que haría falta un movimiento de regeneración democrática para que todos, desde el propio sistema, involucren a los que sienten poco trascendental su participación política. Que las maneras del poder cambien y que la oposición (cualquier oposición: en los Ayuntamientos, en Diputación, en la Junta) asuma públicamente el compromiso de no repetir en el poder lo que ahora critica. Algunas ideas tomadas (con correcciones) del Reglamento municipal de Barcelona: derecho y deber de asistencia con plena atención a las sesiones, régimen económico de dedicación de los concejales decidido libremente por los grupos, derecho de acceso inmediato a la información, obligación de observar la cortesía con el adversario, declaración pública de incompatibilidades y del patrimonio antes y después del cargo, presupuesto detallado y auditorias externas de fiscalización. El Alcalde, como figura institucional, debería rebajar su beligerancia política, dejando esa labor a los portavoces. Recuperar el papel de representar personalmente a la ciudad. A toda la ciudad.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 12 de Diciembre de 2006

23:23 | ruiztorres | 1 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/45452

Comentarios

1
De: anónimo Fecha: 2007-06-15 23:23

por favor borren este artículo agregen nuevos



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.90.202.184 (0774945658)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


  

Archivos

<Febrero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres