Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > IMPUESTOS EN CADIZ

IMPUESTOS EN CADIZ


Ahora mismo está abierto el plazo para que los gaditanos examinen y presenten reclamaciones a las modificaciones de Ordenanzas Fiscales para 2007, donde se fijan las tasas, contribuciones especiales e impuestos municipales. Se aprobaron provisionalmente hace un par de semanas y aquel debate fue, como parece inevitable, una guerra de cifras. No deja de ser sorprendente que esos juegos malabares con los datos, para que parezcan mejores o peores, según convenga, no cuenten con que el ciudadano en todo caso llegará a conocer la verdad en su propia economía. Y si no se va a engañar a nadie, ¿para qué se maquillan esos datos?. Porque las apariencias, en política, siguen teniendo sus seguidores. Se denuncian las subidas de otros Ayuntamientos gobernados por adversarios pero se ocultan las de los nuestros. El gobierno del Partido Popular hace una previsión elevada del IPC, como si dijéramos un techo, que no justifica, y después dice que va a bajar ese techo. Tampoco se entiende que Izquierda Unida diga ahora que va a presentar, esta misma semana, alegaciones de carácter social a las Ordenanzas cuando no presentó ninguna en el Pleno que las aprobó provisionalmente, como tampoco hicieron los socialistas. Ese error nos privó de un debate sobre alternativas.

Veamos cómo evolucionan los tributos municipales el año que viene. Procuraré no ser muy tedioso con las cifras, siempre inevitables. Aunque la previsión del IPC en los Presupuestos Generales de 2006 era de un 2 % y, en octubre, esa tasa de inflación anual estaba sólo una décima por encima, el Ayuntamiento de Cádiz dice que, a final de año, será del 4 %. No explica qué catástrofe económica hará subir en estos dos meses casi dos puntos la inflación. Como ellos “sólo” suben los tributos un 2 %, todavía estarán otro 2 % por debajo. Cuanto más se engorde la subida ficticia de inflación nacional más benévola parece la propia subida municipal. No es muy serio pero da un buen titular publicitario.

En tanto el Estado no solucione eficazmente la financiación municipal, verdadero mal de fondo, la Contribución Urbana, el IBI, sigue representando la principal fuente de ingresos de un Ayuntamiento, casi la mitad de las arcas municipales. Según declaraba la propia alcaldesa Martínez: “estamos haciendo un esfuerzo para que la actualización este año sea sólo un 1.97 %, muy por debajo del IPC real”. Como el único IPC real ahora mismo es la citada tasa de octubre (2.1 %), el esfuerzo parece justito. No se dice tampoco que ese porcentaje se refiere sólo al tipo de gravamen, que fija dentro de unos límites el Ayuntamiento, y no a la totalidad de lo que paga el contribuyente. Según el texto refundido de la Ley del Catastro, aprobado por el último gobierno popular, también cada año se actualiza el valor catastral, de acuerdo con unos coeficientes establecidos en las sucesivas leyes de presupuestos generales. Es cierto que esa actualización no la hace el Ayuntamiento pero también que algunos municipios, que realmente quieren congelar los impuestos, la tienen en cuenta y bajan el tipo de gravamen que aplican, para que el resultado final se equilibre. Aquí ni se hace ni se alude a la otra parte que también sube. Así, en los últimos años, la cuota anual pagada por los vecinos ha subido un 4 %, casi el doble de lo que se anunciaba.

Si quieren saber cuál es la subida real de sus impuestos, empleen esta sencilla fórmula: dividan lo que pagan este año entre lo que pagaron el año pasado, réstenle 1, y multipliquen por 100. Y que cada uno saque sus conclusiones. Comparando lo que se pagaba por IBI el año 1996 y este año obtenemos que, en diez años de gobierno popular, la cuota anual ha subido un 128 %. Según el Ranking Tributario, elaborado por un Ayuntamiento tan poco sospechoso de animadversión política como el de Madrid, Cádiz es la capital de provincia con el IBI con mayor esfuerzo fiscal relativo de España, el real que soporta cada contribuyente sobre el máximo permitido. Eso exige claridad en las cuentas, empezando por justificar documentalmente el autoproclamado déficit cero. Que no parezca otro eslogan.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 21 de Noviembre de 2006

19:26 | ruiztorres | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/44876

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 3.80.85.76 (2e22ae97a5)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres