Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > LO QUE IMPORTA

LO QUE IMPORTA

Me dijeron hace unos días que este periódico, y yo mismo por extensión, le dedicamos demasiada atención a la política y dejamos de lado lo que verdaderamente le importa a la gente. Si supiéramos lo que importa, no digo la prensa sino cualquier actividad que depende de un público, todas quizás, cumplirían esa demanda. Si no se hace es porque la importancia de las cosas no sólo cambia de una a otra persona, sino que uno mismo le da distinto valor según le pille. Desconfío de esos telediarios que anuncian una reducción de información política porque eso no supone un mejor trato de las noticias que le importan a la gente, sea eso lo que sea, sino más tiempo para sujetos extravagantes y rarezas de la condición humana, quizás falta de patrones, por qué no, de ejemplaridad. Aunque lo que nos ocurre a todo el mundo parezca aburrido, debería estar más en los periódicos. Sé que aquí estamos en ello.

Es probable que a la gente no le importen demasiado las pequeñas mezquindades de quien le quita un despacho a la oposición porque no le guste una crítica, pero sí padece en su trabajo los tics de un jefe que necesita de gestos así de innecesarios para demostrarnos su poder. Ese que se niega a negociar las vacaciones, o pide las cosas a gritos, o se molesta cuando estás enfermo y no produces. Ese que cree que él es la empresa aunque sólo lleve un negociado. ¿Cuánto tiempo de descanso en casa se gasta en seguir hablando, mal, del trabajo?. Y siendo importante no llega a noticia porque el anonimato es inextricable. En su lugar, el político parece representar a todos los jefes posibles, desde el maternal al ausente, desde el soberbio al embrollador. Les damos ese trato de jefes y no de servidores públicos, de alguien que contratamos para que administre un asunto nuestro. Aunque muchos crean que no tiene importancia.

Lo importante suele ocurrir en la intimidad. Es difícil que un periódico llegue a ella, salvo en la desgracia. Contamos el acoso cuando ya no hay remedio. Pero se produce diariamente, ante nuestros ojos; en el trabajo también. El acosador elige una víctima con poca capacidad de defenderse, con pocos apoyos, sin una estrategia. Los demás se desentienden siempre, quieren creer que el asunto no les incumbe. Porque suele dar menos problemas no creer a la víctima que enfrentarse al acosador o acosadora, al que nadie suele llamar así, sino por su nombre, alguien generalmente simpático, de buen trato con quienes no se cruzan en sus zarpazos. Esto ocurre ahora mismo. ¿De verdad que no conoce ningún caso?.

Viajo en autobús desde Algeciras. Delante mía, una pareja. Él está enfadado porque ella le dijo que está cambiado. Como muchos, debió creer que eso es un insulto porque, por lo visto, no se puede cambiar para bien. Cada vez que se dirige a ella le habla de su poco cerebro, de que no dice más que tonterías, de que se calle. Ella se calla hasta que, llegando, llama a la madre para acordar algo de la comida. Se bajan conmigo y, aunque sigue muy enfadado, él la lleva por la cintura. Ella se deja.

Rara vez se cuenta lo que ocurre en los autobuses. En el mismo, lleno de turistas extranjeros, el conductor, malhumorado todo el viaje, echa a voces a los viajeros en cada parada, les regaña si llevan bultos, abronca a una pareja que tarda en despedirse. Al que preguntó por un camping, por el que pasaríamos luego, lo baja en un pueblo diez kilómetros antes. No sé cómo crecemos en turismo cada año. Cuando lo que más importa es poder trabajar. Dignamente.

Conciliar vida y trabajo. Por vacaciones se reduce el personal de hospital, pero también los técnicos de electrodomésticos. Es un problema cómo pueden trabajar los dos y dedicar cuatro mañanas en solucionar una avería de la lavadora, desde la llamada al contestador hasta la segunda visita, después de que en la primera vinieran sin repuestos. Contar esas cosas que nos ocurren a todos, tan importantes. Y si se fijan, no tan ajenas a la política.

Artículo publicado, como cierre del curso, en "La Voz de Cádiz" el 25 de Julio de 2006

22:01 | ruiztorres | 3 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/41925

Comentarios

1
De: Horacio Fecha: 2006-08-02 07:57

"Lo importante suele ocurrir en la intimidad."

Efectivamente, Manuel. Y quizá el columnismo sea el único vehículo por el que esa intimidad de lo cotidiano -que incluye los juicios íntimos, particulares, que nos merecen los asuntos públicos- puede enunciarse y quedar expuesta a los lectores.

Que vengan más artículos como éste. Artículos que digan: "Viajo en autobús desde Algeciras..." Artículos en primera persona, que es la única que goza de alguna credibilidad (creyera lo que creyera Julio César).



2
De: garcía argüez Fecha: 2006-08-16 11:45

magistral, manué.



3
De: el pescador Fecha: 2006-08-30 19:37

no lo leí en su momento, pero me ha parecido extremadamente lúcido, y debo añadir que no has sido el único al que le han hecho 'sugerencias' sobre el contenido de los artículos de opinión, que deberían ser eso, opinión. por último, ¿qué no es política?
salud



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.144.14.134 (8ec2c636b8)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


  

Archivos

<Abril 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres