Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > LA CARRERA

LA CARRERA



Habrán visto alguna vez una de esas pruebas de ciclismo en pista donde los competidores dan pausadamente unas vueltas al circuito, vigilándose, antes de arrancar uno de ellos a la carrera, intentando coger al otro desprevenido para que no llegue a alcanzarle. De alguna forma, hemos vivido los preliminares de la presentación del puente como escaramuzas políticas de vigilancia antes de que empezara de verdad la carrera electoral. A estas alturas ya lo habrán leído todo sobre el famoso puente. Me voy a quedar con esa imagen de la ciudad entre dos aguas, tal como se verá desde su altura, geográficamente más isla que nunca pero menos aislada. Y, como sugiere esa imagen, una ciudad todavía perpleja y confusa. No está mal que los políticos reivindiquen su contribución a ese puente, que cortejen a la ciudad. Con frecuencia caemos en el menosprecio fácil de un trabajo público que alguien tiene que hacer, ingrato, mal pagado y expuesto a la crítica no siempre justa de los demás. Que no gestionen los mejores, o que a éstos terminen por expulsarlos los mediocres o los aduladores, es culpa nuestra por no reclamar contra ellos lo suficiente. La presentación del puente, con plazos inmediatos, con presupuestos, con concreciones hasta ahora echadas en falta, debe recibirse no con agradecimiento, más propio de súbditos, sino con el reconocimiento de los ciudadanos a sus políticos que están haciendo, esta vez sí, un buen trabajo.

Naturalmente, como todo trabajo bien hecho, abundan los que quieren adjudicárselo. Para ganar la carrera. Personalmente no creo que ese puente, aún siendo tan fundamental, vaya a hacer ganar a nadie las próximas elecciones. Que se van a dirimir en el terreno mucho más inmaterial de la credibilidad. O si quieren, el de la empatía personal. En nombre de los afectos se cometen muchas injusticias, se relaja el sentido crítico, se tragan ruedas de molino sobre la escasa capacidad del equipo que acompaña, nunca mejor dicho, al líder particular de cada uno. Sólo desde la afinidad personal puede entenderse que, en las municipales, la alcaldesa consiguiera casi siete mil quinientos votos más que los de su partido en las generales, un año después. A quienes la ven como protectora maternal de la ciudad, les termina por resultar indiferente su grado real de participación en lo que la ciudad consigue. Todo se debe al final, de una forma u otra, a ella. Sea cierto o no. Quienes practican esta especie de conformismo filial ajeno a la política, al análisis y a la crítica se arriesgan a que, a base de no pedir, terminen por no darnos nada. No es nuevo, porque ya pasó con Carlos Díaz, un político entrañable pero gestor sin apoyos, a quien también se le pedía que ejerciera de patriarca resolutorio. Creo que el trabajo de ambos se merece el respeto de la crítica, no la adhesión inquebrantable.

Y si el puente no va a decidir las elecciones, deberían relajarse, mostrarse generosos. Nadie le debería discutir a Carlos Díaz ser el primer impulsador serio de ese puente, truncado por la pérdida de las elecciones; ni tampoco ocultar las gestiones de Teófila ante el Ministerio de Fomento para que no se abandonara ese proyecto, cuando es cierto que estuvo dormido en el trámite de información pública siete años, dos de ellos gobernando ya su partido, que tardó otros cinco en la Declaración de Impacto; ni se debería decir ya más que los socialistas estuvieron siempre en contra de algo que van a hacer, muy mejorado y muy distinto de los antiguos proyectos. La alcaldesa no debería cometer la tremenda injusticia de airear unos panfletos que mienten una oposición socialista al puente, que se cae por el peso de los hechos. Cuando los socialistas catalanes han hecho exactamente lo mismo, los populares se han querellado por ese “ataque infame e ignominioso”. Según la Ley de Publicidad, base de una de sus demandas, insistir en adjudicarse todo el mérito, venciendo la supuesta oposición socialista al puente, es publicidad engañosa porque induce a error y es desleal porque provoca el descrédito del otro. Cuando lo honesto es reconocerle a cada uno la medida exacta de sus contribuciones. Cuesta tanto.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 23 de Mayo de 2006

18:37 | ruiztorres | 3 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/40240

Comentarios

1
De: Horacio Fecha: 2006-05-24 18:40

"Que no gestionen los mejores, o que a éstos terminen por expulsarlos los mediocres o los aduladores, es culpa nuestra por no reclamar contra ellos lo suficiente".

No siempre, Manolo. Los mediocres tienen un modo peculiar de escalar puestos y llegar a donde más visibles resultan. Te podría poner ejemplos. Echa un vistazo a las páginas de cultura del Diario de ayer.



2
De: MRT Fecha: 2006-05-24 23:48

Ciertamente el ejemplo que sugiere es desolador. Mi comentario sobre la mediocridad es tangencial al tema tratado y, así sin más, quizás peca de ingenuidad. Me refería a la persuasión de la crítica. A la educación de un espíritu crítico que ha sido convenientemente desactivado. La mediocridad se organiza piramidalmente. Y ni siquiera hace falta que arriba haya alguien intelectualmente valioso, sino listo. Se rodeará de personas más lerdas, para que no le hagan sombra y crean que su poder depende de su fidelidad ciega, es decir acrítica. Como éstos harán lo mismo con sus colaboradores, podemos llegar a niveles abyectos, como el ejemplo que no cita. Esa dinámica sólo se rompe si hay una exigencia de resultados y que, en función de éstos, decidamos al votar si continúan o no en el poder. Ya habrá más cuidado entonces de elegir colaboradores eficaces. El problema es que ahora no se rinden cuentas. Aunque se carguen un proyecto que llevaba funcionando bien casi treinta años.



3
De: Horacio Fecha: 2006-05-25 12:11

Totalmente de acuerdo. Pero ¿por dónde empezar? En los partidos rige un sistema de selección negativa: cuanto más tonto o más mediocre se es, más lejos se llega. Y ésa es la oferta ante la que debemos pronunciarnos los ciudadanos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.233.48 (819f7a3920)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


  

Archivos

<Febrero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres