Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > LA COMISION CONTRA LOS ASUSTAVIEJAS

LA COMISION CONTRA LOS ASUSTAVIEJAS

La semana pasada se produjeron dos iniciativas municipales para afrontar el problema de los asustaviejas. Por una parte, la reunión de concejales responsables de Urbanismo, Vivienda, Asuntos Sociales y Sanidad con la gerente de Procasa para coordinar el cumplimiento de los compromisos del último Pleno extraordinario sobre vivienda y, por otra, la aprobación de una Comisión de Trabajo Municipal contra los medios y actitudes antisociales en el mercado inmobiliario, circunloquio propio del ostentoso lenguaje político para referirse a lo que cualquiera en Cádiz conoce como asustaviejas. Partiendo de que cualquier actuación que se produzca para aislar e impedir las actividades inmorales, que no ilegales, de estos promotores inmobiliarios indeseables, me parece positiva y merecedora de apoyo, y que presupongo buena fe en quienes las ejecutan, me preocupa que, por los medios y maneras empleados, puedan quedar, como otras veces, en nada. Es acertado que los responsables de combatir el problema en el gobierno municipal se coordinen, con reuniones periódicas, o incluso creando un órgano administrativo diferenciado. Y que de esas reuniones den, naturalmente, cuenta al Pleno, pues ejecutan un mandato suyo. Menos entiendo la necesidad de crear esa nueva Comisión como, según dice el acuerdo, “órgano de participación de naturaleza consultiva, informativa y de asesoramiento”, por la sencilla razón de que ese órgano ya existe: es la Mesa contra los asustaviejas, que este mismo Ayuntamiento no convoca desde junio de 2002, pero que tampoco ha disuelto.
La Mesa se creó por iniciativa del grupo socialista (por citar el copyright, ahora que la alcaldesa reivindica la importancia del autor de la iniciativa en otros asuntos, como la declaración de Cádiz como capital Iberoamericana de la cultura), que fue aprobada por el Pleno el 5 de abril de 2002. Desde ese momento es un proyecto de absolutamente todo el Ayuntamiento (como la capitalidad cultural). Pero duró vivo sólo dos meses. En la Mesa están representados asociaciones vecinales, colectivos ciudadanos y grupos municipales, quedando excluidos expresamente los promotores inmobiliarios porque, según declaraba entonces la alcaldesa, “son juez y parte en este debate y contarían con información privilegiada”. Ya estaba claro, desde su formación, que la Mesa no era un lugar de encuentro para limar diferencias sino que nacía para combatir las malas artes de los asustaviejas. La composición de la nueva Comisión de Trabajo repite casi la composición de la Mesa, abriendo hueco a las asociaciones de vecinos independientes (formadas, en buena parte, por candidaturas que perdieron las respectivas elecciones en su asociación de vecinos y, acto seguido, se separaron de las mismas), que están fuera de las dos federaciones y de las que no se conoce su representatividad; además, de integrar a una serie de funcionarios municipales que, por su propia condición, ya están obligados a asesorar a los mismos políticos de la Comisión en sus áreas, que son quienes terminarán por tomar decisiones, pues los acuerdos de esta comisión no serán vinculantes. Tenemos, pues, una Comisión excesivamente numerosa, redundante, poco operativa y de dudosa representatividad para realizar las mismas funciones que no se dio tiempo de hacer a la Mesa. Ya ha anunciado su no participación la Federación 5 de Abril, la más combativa contra los asustaviejas, y a la que se ha incluido en este nuevo órgano sin consultar, ni a la que se recibe desde hace meses, extrañas prácticas de quien reclama (con razón) más cortesía institucional.
Se dice que la nueva Comisión elaborará estudios de casos concretos de conductas antisociales en la vivienda. Es como si no se supiera, a estas alturas, qué hace un asustaviejas. Es bien sencillo: alguien que compra edificios viejos, con inquilinos dentro, con intención de desalojarlos. Les previene (la amenaza sería delito) de la ruina técnica del edificio, los confunde (cualquiera se equivoca) con plazos y leyes o les ofrece la salida de un dinero miserable o un partidito infame. La solución no es tan sencilla pero debe responder a estas prácticas, con más inspección técnica, más información y más asesoría jurídica gratuita. Y órganos donde estén quienes trabajan el problema. Aunque nos parezcan incómodos.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 20 de septiembre de 2005

23:37 | ruiztorres | 2 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/33144

Comentarios

1
De: fenicio32 Fecha: 2006-04-19 17:06

Acabo de leer tu articulo referente a los asustaviejas. Yo podria dar una opinion porque lo he sufrido. Estoy escribiendo mi historia o testimonio personal al respecto. Una vez le coja el tranquillo a esto del blog lo publicare. Un saludo de un gaditano.



2
De: Pune Escorts Fecha: 2018-11-25 06:27

Really Well Thought and written content. A content and topic which well deserved in this time period. Keep posting such a good articles.

http://www.imanjalisharma.com/


Anjali Sharma


Pune Escorts


Pune Call Girls


Pune Independent Escorts


Pune VIP Escorts


Pune Elite Escorts


Escorts in Pune


Pune Escorts Services



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.163.42.154 (8a57e76c99)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres