Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > LA FOCONA DE LA PLAYA

LA FOCONA DE LA PLAYA


La semana pasada se pudo observar, especialmente en la noche del 11 al 12, la lluvia de meteoritos de Las Perseidas, popularmente conocida como Lágrimas de San Lorenzo. Las pudieron ver los que salieran esa noche de Cádiz porque desde que se instalaron los focos para iluminar la playa, en 1997, es imposible la observación de cualquier fenómeno que ocurra en el cielo de noche. Cádiz perdió ese año la visión de las estrellas. Cuando cada vez nos parece más extraño que alguien no conozca aún el mar, ya hay toda una generación de gaditanos que no conoce las estrellas, cómo es el cielo de su ciudad de noche en verano. A esta pérdida cultural y vital parece que nadie le da ninguna importancia. Las protestas iniciales contra la iluminación de la playa han ido remitiendo, no sé si por resignación o porque ha triunfado la idea de que así la ciudad se embellece. Porque, al final, frente a los argumentos ecológicos, culturales y hasta económicos de los que están en contra se opone principalmente una discutible defensa estética de la playa encendida a todas horas. Pero aún con menos argumentos parecen ser mayoría y, así, ni el gobierno municipal reduce esta contaminación lumínica ni la primera fuerza de oposición se plantea, al menos de momento, eliminarla en su programa de alternativa de gobierno.
En la frontera de Gibraltar existen focos como estos. Los trabajadores españoles bautizaron la zona iluminada como "focona", traduciendo a su manera las "four corner", las cuatro esquinas donde se instalaron para vigilarlos. Cuando se instaló también se dijo que la iluminación pretendía impedir los usos amatorios de la playa de noche, la luz como garantía moral, aunque el escándalo público había desaparecido dos años antes del Código Penal. Y que esa luz permitiría un "uso intensivo" de la playa nocturna. Los resultados de esa "puesta en valor" (como si una playa no fuera ya un valor en sí misma, un lujo) son, hoy, muy cuestionables. Salvo alguna zona con competiciones deportivas, cercana además al paseo, y que podría iluminarse puntualmente, y los chiringuitos, con luz propia, el resto de la playa permanece habitualmente desierta, salvo los esporádicos paseantes que también lo hacían cuándo la playa se iluminaba sólo con el reflejo de la luna y las estrellas. Se han perdido, además, los que se niegan a pasear bajo los focos. Queda así como una especie de decorado para ser contemplado desde el paseo marítimo por personas que, en su mayoría, no se estropearían los zapatos de salir por bajar a la arena. Pero, ¿cuánto cuesta ese decorado?.
Utilizo datos de un magnífico trabajo del doctor en astrofísica David Galadí-Enríquez y de la aficionada a la astronomía, Dulcinea Otero-Piñeiro, publicado en internet, página de la que extraemos la fotografía que ilustra lo comentado: Cádiz, capital europea de la contaminación lumínica. Costes económicos: los casi 200 focos de 2000 vatios costaron 120 millones de las antiguas pesetas y consumen un millón de pesetas más cada mes veraniego. Costes ecológicos: las lámparas empleadas son del tipo de halogenuros metálicos, con emisiones sesgadas al ultravioleta, muy perjudiciales para las especies nocturnas. El informe técnico sobre contaminación lumínica en Cataluña recomienda prohibir su uso al aire libre y restringirlas sólo a interiores. Estas luces seducen a miles de insectos y los abrasan (¿alguien ha visto mariposas en Cádiz?); atraen también a murciélagos que compiten con ventaja con las aves insectívoras (¿un Cádiz sin pájaros?). Favorecen el marisqueo ilegal que esquilma los roqueos (¿otra futura pérdida?). Los focos se instalan en báculos de 15 metros con lo que invaden las aguas marinas y rompen el ciclo natural de la fauna marina. Costes culturales o vitales: a la ya citada terrible pérdida del paisaje del firmamento nocturno, añadir la intrusión en la intimidad del que pasea o de viviendas próximas, la alteración del sueño de vecinos o visitantes (hay focos que inciden sobre habitaciones del Playa Victoria). Es suficiente barbaridad como para no pensarse si merece la pena lo que hay que pagar por esa postalita. Naturalmente todo se hizo sin estudiar su impacto ambiental. No hacía falta, se dijo.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 16 de agosto de 2005

21:43 | ruiztorres | 13 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/32375

Comentarios

1
De: AMS Fecha: 2005-08-29 22:28

Creo recordar que esa iluminación se puso en práctica ya en el reinado, perdon, en el mandato de Dña. Teófila. Lo que no me queda claro es cula fue el motivo aducido, o mejor cual fue el verdadero motivo. Porque los que se esgrimieron parecían muy peregrinos.
Para mi que se iluminón, no por hacer bonito y aprovecha la playa de noche sino para evitar cierts actividades a las cuales los gaditanos nos entregábamos con bastante habilidad y tesón. Que pena, porque un buen rollito, nada especial que tampoco era eso, oyendo el mar y viendo las estrellas era espectcular. O un paseo con a oscuras por la orilla con la ciudad al ladito, iluminada, era un bello espectáculo. Ahora seguro que te quedas cegato con los focos.
En fin. Tiempos veredes Sancho.



2
De: MRT Fecha: 2005-08-31 21:49

Cierto que se dijo que así se evitaban indecencias en la playa. Y sí, eran hermosos esos coqueteos a oscuras.



3
De: Antonia Fecha: 2005-09-03 04:12

Tienes todas la razón Manolo, cuesta un ojo de la cara , hace feo y es antiecológico lo mires por donde lo mires.Pues a reivindicarlo los ciudadanos, no creo que seamos los únicos en estar molestos con tanta contaminación lumínica. Estoy con AMS en que querian evitar esos arrumacos en la oscuridad, qué pena.



4
De: ana ramos Fecha: 2005-09-16 10:29

siento que descubro cadiz un poco tarde. es lamentable que tanta luz me ciegue a esa parte intima que antes existia



5
De: alberto millan Fecha: 2006-05-08 01:28

ana ramos,DUE???



6
De: Dulcinea Otero Piñeiro Fecha: 2006-11-02 13:35

Yo viví gran parte de la infancia y toda la dolescencia en Cádiz y me duele en el alma pasar por allí en verano y comprobar que no ha cambiado nada. Aún así, no pierdo la esperanza. Muchos ánimos para seguir librando esta batalla.



7
De: MRT Fecha: 2006-11-02 14:57

Tiene este medio algo mágico que permite contactar con desconocidos a los que uno admira por su trabajo. Es para mí una alegría que Dulcinea Otero haya encontrado este trabajo que surge del suyo anterior, para que vea que la cadena se extiende y sí, es posible que alguna vez recuperemos, entre todos, el espléndido paisaje de la playa de Cádiz de noche. Sin postizos.



8
De: Dulcinea Otero Piñeiro Fecha: 2007-05-22 12:11

Hoy entrevistan a David Galadí Enríquez en el tramo local de Cádiz de la Cadena Ser (en Cádiz, en la frecuencia 90.8 de la FM o 990 de la AM) de las 12.30 en adelante para hablar sobre contaminación lumínica. Tal vez salga el tema de la iluminación de la playa... Un saludo muy cordial para todos y especialmente para Manuel Ruíz.



9
De: Raudiv Fecha: 2008-10-05 15:53

Los focos de la playa Victoria son insoportables, tan solo hay que hacer una prueba muy sencilla, bajar a la playa y ver como los ojos no aguantan tamaña agresion ni cinco minutos ves, ( bueno podras ver si has bajado con unas gafas de sol sinó es que no se ve nada ) que la playa se vacia por esto, son focos halogenos deslumbrantes de miles de watios cada uno



10
De: jose maría diaz astola Fecha: 2011-07-25 06:17

Aquí en Cádiz como siempre, a todo lo bonito se le ponen pegas. A quienes le gusten los mosquitos que se fastidien ellos y los mismos. Dña. Teófila, que más quisieran otras ciudades tener una Alcaldesa como Ud. Está poniendo a Cádiz de lujo. No hay mayor ciego que el que no quiera ver.



11
De: Pedro Garcia Fecha: 2012-06-04 00:15

A ver, la iluminacion INTENSIVA de una playa es que no lo hacen ni en las mejores ciudades del mundo, pero si quiere iluminarla los focos halogenos de 5 mil watios cada uno, NO ES CORRECTO. Lo correcto en ese caso seria iluminarla con luz mas suave de tungsteno, y sobre todo encenderlos bien entrada la noche, a partir de las 23.30 ya que antes todavia hay luz del sol, asi se ilumina una playa correctamente con luz de tungsteno menos intensidad y no el ERROR espantoso de iluminacion de la playa Victoria que espanta al turismo como me dicen los turistas:

http://www.flickr.com/photos/25558811@N00/485279100/in/photostream/



12
De: Pedro Garcia Fecha: 2012-06-04 00:17



13
De: Pedro Garcia Fecha: 2012-06-04 02:51

En todo caso la Playa del Orzan en Coruña con focos NO HALOGENOS esta correctamente iluminada cosa que no ocurre con la inadecuada, costosa, y molesta iluminacion de la Playa Victoria, como se puede apreciar en el enlace:

http://www.flickr.com/photos/25558811@N00/485279100/in/photostream/



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.144.14.134 (8ec2c636b8)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


  

Archivos

<Abril 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres