Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > LA UNIVERSIDAD

LA UNIVERSIDAD

Lo que comenzó, allá por el siglo XII, como un gremio de maestros y aprendices del oficio intelectual, una elite exclusiva al servicio del poder eclesiástico y del monarca, ha ido evolucionando para pasar a servir ahora a toda la ciudadanía, como formador del nivel superior de todo un sistema educativo que también se ha democratizado. Creo que esta evolución no ha sido totalmente asumida por la opinión pública, que conserva de la Universidad una imagen de engreída minoría selecta, lo que casi nunca es cierto. Esta mala percepción pública, aparte las responsabilidades propias, creo que se debe a dos factores. Por un lado, se olvida que, sin menoscabo de la altísima capacidad científica que aún posee, la elite intelectual no se encuentra ya solo en la Universidad sino que está también repartida por otros centros de decisión o investigación, más invisibles y mejor pagados. Y, por otra parte, se olvida que la Universidad no deja de ser una Administración Pública y se rige por los mismos principios democráticos que fija la Constitución para cualquier otra, ni más ni menos. Situada en su verdadera dimensión, las noticias universitarias tendrían su justo valor y también las reacciones críticas.
En la última semana se han producido dos noticias que afectan a la UCA con un tratamiento, a mi juicio, confuso o desproporcionado. El primero, un expediente sancionador por incompatibilidades a un profesor. En la noticia se resalta su prestigio profesional, que nadie pone en duda, pero no se dice nada sobre la incompatibilidad por la que se le sanciona. Como en cualquier otra Administración Pública, los profesores, como trabajadores públicos, están sometidos a un reglamento disciplinario. Y las sanciones se les aplican por incumplimiento del mismo, pudiendo ser recurridas por vía judicial. No están más indefensos que en otra Administración. ¿Se informa de todos los expedientes disciplinarios que se abren en todas las Administraciones?; ¿se considera, en todas ellas, el prestigio profesional un atenuante de la falta cometida?; ¿o es sólo en la Universidad donde hay que tener en cuenta el prestigio?. Como no conozco esa falta, ni los lectores tampoco, se nos impide crearnos una opinión sobre lo proporcionado o no de la sanción. Tal como está redactada, la noticia parece sugerir que se ha cometido una injusticia, a pesar de que claramente el juez contencioso ha dado la razón al Rectorado. Naturalmente, es el consejo de redacción quien decide qué noticia se publica y cual no, por pequeña que nos parezca. Lo que critico es que una noticia no informe.
La otra noticia tiene que ver con el órgano de gobierno de esa Administración: la queja de la DAUC (Delegación de Alumnos) por no ser recibidos por el Rector. Para situarnos, no debe olvidarse que el gobierno de la UCA se elige democráticamente por sufragio universal cada cuatro años. Es decir, padece y disfruta de los mismos mecanismos políticos que cualquier otro: existen “sensibilidades” (no partidos) que se presentan a las elecciones y hay una “oposición” que organiza reuniones y estrategias para conseguir ese poder. El mismo Rector se ha definido a sí mismo como político, añadiendo, “de la política universitaria”. Los alumnos que participan en los órganos no son menos políticos y, como tales, se adscriben a una u otras “sensibilidades”. La particularidad de la habitual escasísima participación de alumnos no los hace menos legítimos representantes, pero sí obligan a la prudencia cuando informamos de acciones de esos políticos, no llamados así, como si fueran de todo el alumnado. Para ser recibidos como tales representantes oficiales (no como personas individuales) deben tomar posesión antes. Que la DAUC sólo deje pasar, desde su petición legal, trece días laborables sin cita para acusar al Rector de “absolutista ilustrado” me parece una injusticia, amplificada como noticia. El simple sentido común bastaba para hacerse una idea de lo ocurrido: ¿Se imaginan a un político que no quiere recibir a otros, que son el 30 % de diversos órganos de poder, y que sólo quieren hablar de las “cuestiones más generales” de su Administración?. Yo tampoco.

Artículo publicado en "La Voz de Cádiz" el 24 de mayo de 2005

20:21 | ruiztorres | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/30069

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.163.42.154 (8a57e76c99)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres