Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > AL JUZGADO

AL JUZGADO

Hasta 60.000 causas están pendientes en los juzgados de la provincia de Cádiz. Una cifra tan elevada, en una zona que no se percibe como especialmente insegura, sólo puede deberse a una excesiva tendencia a solucionar en el juzgado lo que debería resolverse por otros cauces. Un menudeo de pequeñas rencillas, reclamaciones de baja cuantía, cuestiones de pundonor agraviado consumen muchos de los escasos recursos de la justicia, quitándolos de donde verdaderamente hacen falta. Quien cree tener siempre la razón, al menor conflicto, acude a la justicia para que le confirme que, efectivamente, tiene razón. Cuando un político acude a un juzgado busca, no sólo ese espaldarazo público, sino debilitar (destruir, si puede) al adversario resaltando su condición de sospechoso durante el tiempo que va de la denuncia al fallo. Aunque éste no le sea favorable ya habrá conseguido desacreditarlo. ¿Es una injuria o una calumnia?. Según diversas sentencias, no. Forma parte de la crítica política.
Esta semana hemos asistido al archivo del llamado caso de las firmas falsas. Nadie discute la existencia misma del delito de falsedad documental, desde el momento en que alguien denuncia que se falsificó su firma. Ni hay dudas de que fue el grupo municipal del PSOE quien emprendió una campaña contra la subida de tasas en el Ayuntamiento en 2003, que decían no era del 2.8 % sino de más de un 30 %, con elaboración, distribución y entrega en el registro de un escrito protestando por esa subida. Todo esto se sabía antes de iniciar el procedimiento judicial. Así como la dificultad de encontrar un culpable en este tipo de delitos, como ha reconocido el propio acusador particular, José Blas Fernández, lo que no le ha impedido salpicar toda la instrucción de insinuaciones: “Si se demuestra que los socialistas han sido capaces de utilizar a los ciudadanos en su nombre estaríamos ante uno de los más escandalosos casos de la etapa democrática”, dijo el 10 de marzo de 2004. O esta obviedad: “Rafael Román tendrá que comparecer como testigo, y un testigo tiene que decir la verdad”, el 30 de octubre. O, esta misma semana, al afirmar que “la actuación del PSOE fue muy poco escrupulosa con la legalidad”. Los escrúpulos, o su falta de ellos, afectan a la conciencia y podrán desasosegar el ánimo de cada uno pero no ordenan la ley, por desgracia. Lo cierto es que, en todo este tiempo, se ha conseguido no discutir políticamente esa subida de impuestos ni hablar de los muchos ciudadanos que firmaron contra esa protesta. Hizo un buen trabajo.
Al archivarse esta causa, el mismo José Blas anuncia otra contra Román para defender, ahora, la intimidad de los doce empleados de Zona Franca contratados durante el mandato del PP. Los documentos entregados a la prensa por Román incluían fotocopias de esos contratos, sin tachar datos personales, lo que es una torpeza política, porque esa información no aporta nada a la denuncia de corrupción y la enmaraña, pero difícilmente es un delito. El Código Penal considera delito difundir, revelar o ceder a terceros datos reservados de carácter personal, cuando hayan sido obtenidos ilegítimamente. ¿Una pregunta parlamentaria es una fuente ilegítima?. ¿Son datos reservados?. Esos mismos datos, de todos, figuran en el censo y cualquier candidatura electoral accede a ellos; en los Registros de Propiedad, cualquiera puede conseguir una copia simple con datos de nuestra vivienda o hipoteca. La ley de Protección de Datos de Carácter Personal dice que, para el tratamiento de los datos (que incluye su cesión por consultas), “no será preciso el consentimiento…cuando se refieran a las partes de un contrato o precontrato de una relación negocial, laboral o administrativa y sean necesarios para su mantenimiento”. En cualquier caso, a quienes exclusivamente castiga esa ley es a los responsables de los ficheros y a los encargados de los tratamientos. El que se denuncie a Román, y no a quien le facilitó esos contratos, ya descubre su finalidad política. Mientras, crecerá el hartazgo ciudadano por todo el asunto Zona Franca. ¿Es eso lo que se pretende?.

23:39 | ruiztorres | 2 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/29694

Comentarios

1
De: Luis Garcia Fecha: 2005-05-13 13:01

que rollo



2
De: pablo terradillos Fecha: 2005-05-13 20:17

ya te habia leido en el peri, pero ahora, por mediación de lolo ortega, te encuentro en el mundo del blog, si no te parece mal, te recomendare
un saludo
(perdón por las tildes, el portátil es así)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.225.17.239 (8b4e450ea4)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Julio 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres