Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > CIUDAD DE MILLONARIOS

CIUDAD DE MILLONARIOS


Aunque Cádiz figure en casi todas las estadísticas como una de las provincias peor tratadas por la economía y comparta, con otras cercanas, dudosos liderazgos en cuanto a población en paro, rentas bajas o un escasísimo tejido industrial, además desmantelándose, posee un talante extrañamente optimista ante la adversidad, una fe ciega en que una fuerza sobrenatural arregle los problemas y la riqueza termine por acomodarse en la, por otra parte, mejor tierra del mundo, según opina por aquí cualquiera al que se le pregunte. Aunque los hechos vayan por otra parte, es mayoría la creencia de que como aquí no se vive en ninguna parte. No lo digo con ánimo adulador sino, al contrario, como advertencia: hay mucha gente que se aprovecha de este comprensible patriotismo local para hacer sus negocios, para engordar la propia cuenta corriente con la táctica de la adulación. En la vivienda, la adulación consiste en hacer creer a todos que abandonar la ciudad de Cádiz para irse a vivir mejor en cualquiera de las ciudades de la Bahía es una tragedia. Que para evitar ese desarraigo, esa desgracia, hay que pagar por un piso de mala muerte lo que te pidan. Abonado este sentimiento, el mercado se deja en manos de los especuladores. Estos señores aprovechan el escaso suelo y la necesidad, convenientemente amplificada, de sus habitantes de no querer perder sus raíces para construir a unos precios que, con la economía de la zona, no podría pagar nadie. El que esos pisos finalmente se vendan merece un estudio aparte. Pero antes permítanme un poco de sicología para entender este disparate.
Un especulador es, llamando a las cosas por su nombre, un usurero. Es decir, alguien que con contratos o granjerías obtiene un lucro desmedido. Si el personaje se dedicase a acumular alimentos y esperase a algún momento de especial necesidad, de absoluta carencia de comida, para sacar la suya al precio que pida, sería calificado como poco de miserable. Igual antipatía nos producen los que se enriquecen a costa de prestarle dinero a los embargados, los que se aprovechan de la desesperación y de las situaciones en que la vida se pone imposible. Sin embargo, siendo exactamente igual, el oficio de especulador es visto con cierta envidiosa simpatía. Se les tiene por unos tipos listos. Verán: para comprar sobre plano un piso que uno sabe va a vender, nada más se construya, por el doble o el triple de lo que le costó, no hay que ser una lumbrera, sólo hace falta tener dinero. Es más, como casi todos estos señores ya nacieron ricos, suelen ser unos ceporros de trato desconfiado que se quedaron en las cuatros reglas y en saber cómo hay que tratar a tu abogado. Él se encarga de todo.
Con este modelo a seguir, en seguida surgen los imitadores. Aficionados que se creen que basta un poco de descaro para enriquecerse en un par de operaciones. Pero éstos, los pobres, el único capital que tienen para especular es su propio piso. Aquí aparecen las inmobiliarias poco serias (no todas) que, con la adulación otra vez, les convencen de que tienen una bonoloto en casa. Si hacemos caso a las cifras que se manejan a la hora de valorar el propio piso, Cádiz es la ciudad de los millonarios. Si hablas con cualquiera sobre la vivienda aquí, en seguida descubres que todos nos hemos enterado de cuánto nos darían por nuestro piso, y hay como una satisfacción general, autocomplaciente, en lo bien que hicimos comprando en su momento, y en el negocio que podríamos hacer, en cuanto quisiéramos. Los que compran, venden su piso para firmar una hipoteca mayor que la que tenían, para vivir más asfixiados. Pero su piso nuevo los hace creerse aún más ricos. Las calles, los autobuses, los parques infantiles todavía no destrozados, están repletos de millonarios como nosotros.

01:00 | ruiztorres | 7 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/28024

Comentarios

1
De: garcia argüez Fecha: 2005-03-14 20:35

olo, ole y ole



2
De: AMS Fecha: 2005-03-14 23:13

De acuerdo contigo auqneu no sólo es en Cádiz.
La gente cree que por tener un piso en propiedad, que se ha revalorizado ohhhhh, tienen algo. Realmente eso es absurdo porque si te costó 6 y ahora lo vendes por 12 no es que hayas ganado 6, hipotecas aparte, es que otro piso de las mismas características te va a costar 30, con lo que pierdes 18.
Pero todos a por la propiedad, aunque sea a costa de comer papas con papas 15 años.
No entenderé lo de entramparse por 25 años. Es que como yo haga ahora una hipoteca por 25 años me jubilo y todavía no la he pagado.
Y ahora se firman por 30 años. Toda la vida pagando por una casa que estará vieja cndo la termines de pagar. Incomprensible.



3
De: RM Fecha: 2005-03-15 06:12

...si no se cae como en el Carmelo o la calle Santiago, que esa es otra.



4
De: MRT Fecha: 2005-03-15 15:25

No sólo en Cádiz, cierto. Como tener millones en billetes caducados o de países que ya no existen. Y lo curioso es que tantos propietarios no saben que son alquilados de los bancos. Cierto que, al final, tienen un piso (viejo) pero han pagado cuatro.



5
De: Pablo Lata Fecha: 2005-03-15 19:47

Y veremos lo que pasa cuando suba el precio o interés del dinero. Algo lógico, por otra parte, cuando sube el nivel de endeudamiento de un país. Ya sea endeudamiento empresarial o familiar.

Lo dicho: veremos lo que pasa con todas esas familias que ganan lo justo, justito, para la hipoteca (que ya es triste ahora el romperse la espalda para ser un esclavo del banco, ya)

Una de las frases que más se oyen circular últimamente por ahí es la de que vivimos en un país de coña... ¿Será porque todos nos creemos estrellas de Hollywood o princesas/príncipes europeos?

Más dura será la caída.



6
De: Melkart Fecha: 2005-03-23 12:03

Claro, somos millonarios jejeje... pero si vendes el piso tienes luego que comprarte uno para el que, vaya que mala suerte, tienes que ser aún más millonario.



7
De: Sören Fecha: 2007-08-09 16:10

La vivienda es un bien de primera necesidad con el que se sienta un peligroso precedente de especulación que abre paso a todo un futuro de abuso en otros bienes de primera necesidad ... Y seguimos consumiendo ... ¿Alguien sabe como parar esto? Yo creo que podríamos vivir mejor, ¿No?, en el mundo entero y en Cádiz, of course.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.159.33 (0832762269)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres