Los Peligros
Artículos, relatos, quejas, comentarios y advertencias, no necesariamente moralizantes, del escritor Manuel Ruiz Torres.

Inicio > Historias > HISTORIAS DE HOSPITAL

HISTORIAS DE HOSPITAL

Acompañando a un familiar llevo diez días viviendo en la Residencia “Puerta del Mar” de Cádiz. Es tiempo suficiente para aclimatarse a esa enorme pecera desde la que el exterior, es decir la vida corriente, se contempla como un lujo al que alguna vez volveremos. Aún sabiendo que algunos de los que están con nosotros no van a volver, nos esforzamos en que no olviden el mundo de afuera. Aquí dentro se vive con horarios y costumbres distintas, normas que simplifican enormemente las cosas, las personas. La rica vida de esta pequeña ciudad que está dentro de la ciudad no produce noticias. Quiero decir, la abrumadora heroicidad de quien lleva aquí tres meses durmiendo en una butaca, como la vecina de la habitación de al lado, junto a un marido que ya superó las semanas que le daban de vida, no merecerá nunca una entrevista ni una foto. Tampoco las miserias de muchos de esos mismos esforzados, porque en ninguna parte como aquí se muestran tan claramente las contradicciones humanas, la moral que les lleva a hacer el bien a unos y desearle el mal a otros. Pequeñas acciones buenas, como compartir con los acompañantes de la cama de al lado, nuestra nueva familia de conveniencia, la única botella de agua mineral que nos queda, la bebida oficial de esta tierra de nadie. Pequeñas acciones malas, como le pasó a la mujer del final del pasillo, que le cambiaron el sillón por otro más incómodo. Se lo cambió alguien en sus mismas tristes circunstancias, para dormir un poco menos malamente. Historias anodinas que no salen en ninguno de los cientos de periódicos que aquí entran cada día, ni en las revistas. Porque aquí se habla de lo de afuera para no hablar demasiado de lo que ocurre delante nuestra. Si acaso del rumor de la saqueadora de habitaciones que capturaron en la cuarta planta, pero más de la muerte de Paco Gandía, de sus garbanzos, de la boda de Camila y Carlos, a los que ridiculizan como si fueran alguien de la familia en una de esas tertulias imposibles que aquí se improvisan cuando nos desalojan a todos de las habitaciones para asear a los enfermos, donde por un momento no importan tanto como afuera ni la cultura ni el oficio ni la ideología de cada uno, sino matar el tiempo. “Las horas aquí son más largas”, me dijo con sabiduría una mujer en una de estas noches en blanco.
Una ciudad organizada con rigidez y más o menos eficacia. Naturalmente hay quejas; algunas fundadas, otras no. Como esa actitud de todo está pagado en algunos que despilfarran lo que luego falta. “Todo es mejorable”, debiera ser el lema de quien administra algo, ya sea un ayuntamiento, un estado o una comunidad de propietarios. Pongo mi granito: en los ascensores hay dos flechas, arriba y abajo, para subir y bajar. Parece fácil pero todo el que llega pulsa las dos, y los ascensores suben y bajan parando en todos los pisos, con grandes quejas de los mismos culpables de darle a los botoncitos. ¿Para cuándo un cartelito que lo aclare?. Una nimiedad, lo sé. Pero más factible que pedir respeto de unos con otros: en las aglomeraciones, en el uso de los móviles en los pasillos por la noche, en las televisiones a todo volumen. Respeto para los sanitarios al acompañante que me recriminó que apilara bien las bandejas de comida, diciendo que “si se caen ya las recogerán las auxiliares” y respeto para el paciente al celador (única gota negra en la amabilidad del personal sanitario) que se negó a hacer su trabajo porque justo entonces empezaba su hora del bocadillo. La condición humana, ya dije. Una ciudad de cristal con las más limpias vistas, adentro y afuera. Se comprende por qué hay tanta gente siempre en los ventanales. Es una suerte poder pensar sólo en el voto del referéndum europeo de este domingo.

01:00 | ruiztorres | 3 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lospeligros.blogalia.com//trackbacks/27572

Comentarios

1
De: RM Fecha: 2005-03-03 17:21

lo peor, Manolo, es cuando sales/salen de allí, y pasas por la avenida, y buscas otra vez esa ventana... y no la encuentras.



2
De: AMS Fecha: 2005-03-04 09:42

Pue el martes que viene estoy yo en hospitales de aquí. Ya os contaré si aprecio diferencias.



3
De: Vicente73 Fecha: 2005-03-07 23:55

Que bien definido.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 3.80.85.76 (2e22ae97a5)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?


  

Archivos

<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

  • Conocimiento del medio
  • Politica local gaditana
  • Sociales
  • Reseñas de libros
  • FARA
  • Presentaciones
  • Relatos cortos

  • Blogalia

    Blogalia

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces muy recomendables

    ASONANTE (María Jesús Ruiz)

    CRISEI(Rafael Marín)

    JOSE MANUEL BENITEZ ARIZA

    MIGUEL A. GARCIA ARGUEZ

    RAFAEL RAMÍREZ ESCOTO

    CARE SANTOS

    JUAN JOSÉ TELLEZ

    TANO RAMOS

    VIAJES DE PAPEL


    (c) 2002 ruiztorres